• rubenbuceoespana

Revisiones de nuestro equipo de buceo.


Una de los pilares de Buceo España es la seguridad en nuestras inmersiones, por eso, ahora que acaba la temporada fuerte de buceo de verano es hora de dedicarle tiempo y euros a nuestro equipo. -Empezamos con el regulador: Los fabricantes (y nosotros) recomiendan realizar al menos una revisión anual, tanto a la primera etapa, como a la segunda y al octopus o regulador de emergencia. Ahora es una buena época para realizar la revisión, pero ojo después de dejar en seco un regulador durante un periodo de tiempo largo, más o menos de 6 meses en adelante, se recomienda una revisión también. ¿Porque revisarlos? Bueno principalmente porque de ellos depende nuestra vida bajo el agua, ese es un buen motivo. Tras la revisión y los cambios de kit de reparación conseguimos que el regulador este ajustado; lo que nos dará una mayor facilidad para respirar de él, un menor riesgo de fallo y conseguiremos que las partes fijas no se suelden con el paso del tiempo. Recuerda 1 revisión anual o tras un largo periodo seco.

- Botellas de buceo: Es otro elemento fundamental, pensemos que soporta una enorme presión y contienen el gas que vamos a respirar. Por eso es fundamental que pasemos las inspecciones periódicas y que comprobemos su estado tras una inmersión y antes de llenarlas. Las botellas tienen dos inspecciones: -La Anual, que se le conoce como visual. En esta inspección se comprueba el exterior e interior de la botella, se limpian los restos de óxidos si los hubiera, se comprueba el cuello, la rosca y las válvulas de dicha botella. - Trianual, que se le conoce como retimbrado. En esta inspección se le realizan las mismas pruebas que en la visual añadiendo la prueba hidráulica por expansión volumétrica. Someten la botella a 1/3 de su presión máxima y miden el grosor de las paredes de dicha botella. Recuerda una anual y otra cada tres años. Con esto tenemos las revisiones periódicas quitadas de en medio, ahora nos toca revisar todo nuestro equipo a nosotros. Es vital un buen endulzado y comprobar que las partes metálicas no sufran corrosión. Que todos los cierres y zafados rápidos funcionen con facilidad. Comprobar que la cremallera de nuestro traje está correctamente, dependiendo del tipo de cierre que tengamos le tendremos que dar un tratamiento diferente. Esto se puede realizar mientras endulzamos el equipo y debe convertirse en una práctica habitual tras cada inmersión. Es importante aclarar que el sol no es amigo de nuestro equipo de buceo así que lo dejaremos secar a la sombra. Ante cualquier duda del mantenimiento de vuestro equipo podéis preguntarnos a nosotros e intentaremos resolver cualquier duda.

Saludos y buen azul para tod@s!!!!


381 vistas
BUCEO ESPAÑA OTOÑO
14706840_343316659349569_772791608213028
  • Instagram

Buceo España