El mundo perdido de los naufragios.


Un grupo de arqueólogos encuentran más de 40 embarcaciones en el mar Negro, algunas con 1000 años de antigüedad.

Las oscuras y profundas aguas de la costa de Bulgaria albergan pecios que van desde el siglo IX al XIX. Increíblemente sus estructuras están casi intactas, situados algunos a 800m de profundidad la ausencia de oxígeno en estas aguas ayuda a conservación única de estos pecios.

Durante muchos años, el mar Negro fue una vía navegable activa que sirvió a los Balcanes, las estepas euroasiáticas, al Cáucaso, a Asia menor, a Mesopotamia y Grecia. Desde hace mucho atraía la atención de los arqueólogos porque sabían que sus aguas profundas no tenían oxígeno, una rareza en las grandes masas de agua.

Los grandes ríos de Europa occidental, el Don, el Danubio y el Dniéper, llevan tanta agua dulce al mar que se forma una capa permanente sobre el agua salada del Mediterráneo, que es más densa. Como resultado, el oxígeno de la atmósfera que se mezcla de inmediato con el agua dulce nunca penetra las profundidades más oscuras.

Entre los bienes que se comerciaban en el mar Negro había granos, pieles, caballos, aceites, telas, vino y personas. Los tártaros convirtieron a cristianos en esclavos que enviaron a lugares como El Cairo. Para los europeos, el mar brindaba acceso al tramo norte de la Ruta de la Seda y permitía la importación de seda, satén, almizcle, perfumes, especias y joyas.

Las fotografías están tomadas con una técnica llamada fotogrametría; una técnica para averiguar las dimensiones y la forma de los objetos mediante la unión de varias fotografías. El resultado es espectacular.

A este naufragio del imperio Otomano se le ha bautizado como “la flor del mar negro” por las figuras talladas ornamentalmente, como los dos postes grandes con pétalos en lo más alto.

En esta otra podemos ver rollos de cuerdas y una caña de timón con tallados.

Es increíble los secretos que estos naufragios pueden albergar en su interior y aún más increíble pensar cuántos de ellos se encuentran sumergidos en la más remota oscuridad esperando ser descubiertos.

El azul nunca deja de sorprendernos.


102 vistas
BUCEO ESPAÑA OTOÑO
14706840_343316659349569_772791608213028
  • Instagram

Buceo España