• rubenbuceoespana

Estar en forma para bucear.


Estar en forma y tener una vida saludable es esencial para los buceadores.

Nuestra buena forma física influirá en nuestras inmersiones de una forma favorable, mientras que por el contrario el sobrepeso y el mal estado físico nos hace vulnerables a diferentes problemas bajo el agua, como puede ser la enfermedad descompresiva.

Bucear requiere una actividad física importante, dejemos de un lado el peso del equipo y cargarlo aquí o allí. El agua es unas 800 veces más densa que el aire y nos opone una resistencia considerable a nuestro movimiento. Al estar en este medio no notamos los impactos de los músculos de la misma forma que lo notamos en superficie, pero se producen, el buceo es un deporte de bajo impacto que requiere de la utilización de los principales grupos musculares para realizar la actividad. Esta es una de las razones por las que tras salir de una inmersión nos sentimos algo fatigados.

Otra fuente de quema de calorías bajo el agua es nuestro sistema termorregulador. Nuestro cuerpo intenta estar a una temperatura de entre 35 y 36 grados, cuando estamos a una menor temperatura necesitamos quemar esas calorías para subir la temperatura central del organismo.

Se calcula que durante una inmersión media de entre 30 y 45 minutos podemos quemar unas 600 kcal. A este consumo debemos sumarle el gasto calórico que implica enfrentarse a una corriente o a una situación de estrés, por ejemplo, lo que aumentaría este número de calorías consumidas.

El desarrollo de una actividad física exigente, como puede ser el buceo, supone una pérdida de líquidos importante, los cuales expulsamos mediante el sudor y la respiración, que tienen como objetivo principal regular nuestra temperatura corporal. El buceo es uno de los deportes más deshidratantes que existen y debemos tenerlo en cuenta antes, durante y tras nuestras inmersiones.

Una parte muy importante para practicar nuestro deporte favorito es la alimentación y si hablamos de alimentación saludable nada mejor que nuestra amiga Arancha de Tu Dieta es Vida para aconsejarnos que comer para preparar y alimentar nuestro organismo en nuestro día de buceo.

ALIMENTACIÓN PARA UN DÍA DE BUCEO

DESAYUNO: Para asegurarte una adecuada hidratación para tu sesión de buceo tu mejor opción de desayuno será la fruta, especialmente naranjas, mandarinas, peras, caquis, kiwis, o fresas por tener mayor contenido en agua que otras. Y en verano aprovecha con sandía y melón.

Si eres de los que les gustan los zumos verdes y la innovación, otra opción muy buena por su alto contenido en agua son el apio, las espinacas y la lechuga. Lo puedes batir todo y añadirle un plátano, zumo de manzana o de naranja. Aunque su color pueda no ser nada apetecible el sabor será el de la fruta que hayas puesto.

Acompaña cualquiera de estas dos opciones con algo que te proporcione energía de larga duración. Tostada de pan integral con tomate (también con gran cantidad de agua) y jamón, o un cuenco de avena con frutos secos. Además, es aconsejable que evites el té negro, verde y café ya que son bebidas que deshidratan tu organismo. Mejor ese día opta por alguna infusión.

INTERVALOS EN SUPERFICIE: Para los descansos entre inmersiones y recuperar el agua perdida, la forma más rápida, además de beber, es volver a la fruta. Opta por las ciruelas, uvas o rodajas de piña, ya que son rápidas de consumir sin tener que pelarlas y contienen una alta cantidad de azúcar que se absorberá rápidamente para recuperar y seguir con la siguiente inmersión. También puedes incluir en el tupper algunos dátiles, higos frescos o secos u orejones.

ALMUERZO: Finaliza el día con un merecido festín y asegura que el cuerpo recupere la energía gastada y los músculos se repongan del esfuerzo. Para ello tu almuerzo tiene que tener algo de proteína como carne, pescado o huevos y carbohidratos complejos como arroz, pasta, pan, patatas y verduras coloridas como zanahorias, remolacha, calabaza que son altas en antioxidantes y ayudarán al cuerpo a frenar el estrés físico generado durante la inmersión. Además, si te gusta el agua de coco, esta también es ideal para la hidratación y la reposición de electrolitos.

Tu Dieta es Vida

www.tudietaesvida.com

Bueno pues ya sabéis, debemos estar en forma y alimentarnos adecuadamente para poder practicar el buceo de una forma más segura, exprimir a tope cada una de nuestras inmersiones y recuperarnos físicamente para la siguiente. Salir a correr, caminar y una correcta alimentación es muy importante.

Saludos y buen azul para tod@s!!!!


0 vistas
BONO BUCEO ESPAÑA
tortuga.PNG

Buceo España