Ascenso

El ascenso en una inmersión es uno de los momentos más  delicados y que debemos saber controlar.




Nosotros realizamos los ascensos por un cabo de fondeo o por el cabo de una boya deco, nunca ascendemos libres. Vamos a explicaros los dos tipos de ascensos.


Ascenso Cabo de Fondeo.

Este cabo, como su nombre indica esta fondeado, en superficie normalmente tiene una bolla donde las embarcaciones se amarran. Es un ascenso sencillo de controlar pues podemos agarrarnos del cabo si tenemos algún contratiempo. El guía realizará la señal de ascenso y todos los buceadores a su cargo darán el Ok y la cantidad de aire restante. Deshinchamos los jacket y comenzamos el ascenso, el guía irá delante marcando la velocidad de subida, el resto del grupo no lo sobrepasará. Realizaremos las paradas que las tablas u ordenadores nos marquen, dependiendo del tipo de inmersión que hayamos realizado y tomando las paradas más restrictivas en caso de los ordenadores. Durante la subida se debe  preguntar el Ok y el gas restante. Para ascender podemos hacerlo alrededor del cabo si tenemos una buena flotabilidad o ayudándonos de él si perdemos el control así  evitaremos un ascenso boyante. Al subir a superficie daremos la señal de que todo está bien, tanto al guía como al personal que se encuentre en el barco esperándonos.


Ascenso Boya Deco

La boya deco es simplemente una boya amarrada a un carrete que tiraremos desde la profundidad a la que comenzemos el ascenso, con ella conseguimos tener un punto de referencia en nuestra subida a superficie y hacernos visibles, antes de salir, a posibles embarcaciones que estén en la zona. Cuando lleguemos al tiempo de fondo estipulado previamente o la cantidad de aire, el guía dará la señal de final de la inmersión y tirará la boya. Seguimos el mismo protocolo que en el ascenso por cabo. Comenzaremos el ascenso y el guía irá recogiendo el cabo en el spool (carrete), este cabo es mucho más delgado que el de fondeo y no podremos agarrarnos a él, solo lo tenemos como referencia para la subida y las paradas. Cuando salgamos a superficie daremos el ok tanto al guía como al personal que se encuentre esperándonos.


El ascenso a superficie es uno de los momentos, quizás, más críticos en nuestra inmersión, pues si no lo realizamos bien pueden aparecer problemas. Es importante no perder la referencia del compañero y el guía en la subida, respirar con normalidad y controlar nuestra flotabilidad para evitar ascender sin control. En el briefing antes de la inmersión se estipulara un tiempo máximo de fondo o una cantidad de gas a la que comenzaremos a ascender y programaremos las paradas que vamos a realizar durante la subida.


Ya tenemos unas nociones basicas del ascenso ahora toca mojarnos y ponerlas en práctica.


Saludos y buen azul para tod@s!!!!!

123 vistas
BUCEO ESPAÑA OTOÑO
14706840_343316659349569_772791608213028
  • Instagram

Buceo España