Buceadores y Cámaras


Hoy vamos a hacer una pequeña reflexión sobre el buceo y las cámaras.

Estamos en una vorágine de información inmediata, de redes sociales, Facebook, Instagram, WhatsApp; todos compartimos nuestras fotos y nuestros videos en muchas plataformas y los buceadores no vamos a ser menos, a esto le añadimos que desde hace unos años las cámaras sumergibles las podemos adquirir a un precio más que razonable y da como resultado a casi una cámara por buceador bajo el agua. Es fantástico os diría que esto hace unos años era inimaginable, pero es maravilloso la cantidad de imágenes y videos que día tras día aparecen en Facebook o Instagram de nuestro azul. Esto ayuda a concienciar al resto de mortales sobre lo que se esconde bajo la superficie.

Ahora vamos a la otra parte, los buceadores y las cámaras. Queremos aclarar que esto es bajo nuestro personal punto de vista.

El buceo, es como sacarte el carnet de conducir, terminas las prácticas y el examen y sabes conducir, pero no eres un buen conductor, aún te queda mucha práctica. Pues eso pasa cuando sacamos nuestro primer curso de buceo, aún nos queda mucha practica por delante y mucha lectura para convertirnos en un buen buceador.

Sabemos que a cualquiera que se sumerge le gusta llevarse un recuerdo de la inmersión, su foto o su vídeo, pero tenemos que ser consecuentes y aprender a bucear antes de armarnos cámara en mano y dedicarnos a fotografiar y grabar todo lo que se cruce en nuestro camino.

Antes de llenarnos las manos de cámaras, focos, soportes y filtros debemos mejorar nuestra técnica de buceo. Debemos mejorar nuestra flotabilidad, imaginad que comenzáis a boyaros (ascenso sin control) desde 15m con la cámara en una mano y el foco en otra, una persona con poca experiencia le costará mucho reaccionar, posiblemente lo haga tarde y mal. Antes de la cámara y los recuerdos esta nuestra seguridad, tenemos que controlar bien la flotabilidad, esto es indispensable para sacar un buen vídeo o una buena foto. También es muy importante el aleteo, un aleteo tranquilo y sofocado nos permitirá avanzar grabando con nuestra cámara mucho más estable. Igual pasa con la respiración, a veces cuando nos dedicamos a la cámara gastamos mucho más gas, porque vamos de un lugar a otro buscando la mejor toma.

Otra cosa muy importante para la gente que comienza es inculcarle el sistema de compañeros, para que vaya con quien vaya sea un buen compañero de buceo. Pero esto se ve interrumpido en el momento que cogemos la cámara, estamos más pendientes de la foto o la toma que estamos grabando que de nuestro compañero o del grupo de buceo con el que vamos.

Por eso nosotros aconsejamos siempre dejar la cámara en superficie hasta que cojamos bastante agua, cuando nos veamos sueltos, en cuanto a flotabilidad, a dar las señales y saber interpretarlas, saber manejar totalmente nuestro equipo de buceo y sentirnos cómodos pero muy cómodos en el agua.

La cámara es un aliciente más en nuestra inmersión, pero lo primero es la seguridad. El buceo es un deporte de riesgo, el más seguro de todos los deportes de riesgo, pero si nos saltamos algunas de esas cosas que lo hacen seguro, se convierte en algo peligroso y como siempre decimos lo primero es la seguridad.

Sabemos que habrá bastante gente en desacuerdo con nuestra forma de verlo, pero como os decimos es nuestro punto de vista y como tal lo expresamos en este post.

Saludos y buen azul para tod@s!!!!!!


BONO BUCEO ESPAÑA
tortuga.PNG
  • Instagram

Buceo España