Buceo, calma, paz y relajación.

Una de las características mas significativas del buceo recreativo creemos que es esto que decimos en el título del post.



Cuando vamos a bucear dejamos nuestros problemas en tierra firme, allí abajo nos relajamos, sentimos la ingravidez, desconectamos de ruidos de coches y los cambiamos por oír nuestra respiración burbujear. Nos movemos lentos, despacio, sin prisas por llegar tarde al metro.


Cuando nos sumergimos entramos en un mundo diferente que en cuanto manejamos nuestra flotabilidad y respiración nos proporciona dosis enorme de calma, paz y relajación.


Tenemos que trabajar esa parte para poder disfrutar 100% de nuestras inmersiones, todas ellas no van a ser así, tendremos inmersiones de aventura, descubriremos pecios, rincones oscuros, grietas estrechas, nos dejaremos llevar por la corriente e incluso nos sumergiremos de noche, pero cuando estamos buceando en un sitio controlado, que conocemos, donde el agua es clara, no estamos pasando frio y nos envuelve la vida; disfrutar del 80% de la inmersión es dejarse llevar a ese mundo de Paz.


Es importante que no estemos nerviosos, que confiemos en nosotros mismos, en nuestros conocimientos, en nuestros compañeros y en el guía…relajarnos, deshinchar el Jacket y dejarnos arrastrar a este otro mundo que tanto nos encanta.


¡Por mil inmersiones Relax más!


151 vistas
BONO BUCEO ESPAÑA
tortuga.PNG
  • Instagram

Buceo España