Buceo responsable

Hoy vamos a reflexionar un poco sobre el buceo, sobre sus peligros y sobre todo sobre cómo no exponernos a ellos.



El buceo es muy antiguo, existen indicios de que nuestros ancestros en la prehistoria, ya se sumergían bajo las aguas en busca de alimento; saltando en el tiempo llegamos a nuestra época, donde se ha convertido en un deporte practicado por muchísima gente y una forma de negocio donde ganarse la vida haciendo lo que más te gusta, bucear.


Nosotros siempre decimos lo mismo: el buceo es un deporte de riesgo, quizás el más seguro de todos los deportes de riesgo. Pero es tan seguro por que otros muchos, antes que nosotros, se jugaron la vida investigando procedimientos e inventado equipos de buceo para que ahora podamos sumergirnos con seguridad. El buceo responsable abarca otros muchos campos, pero en este post nos vamos a centrar en nuestra responsabilidad ante una inmersión.


Debemos tener claro 3 cosas fundamentalmente:


-Que vamos a realizar una actividad que conlleva un riesgo.


-Nuestro nivel de entrenamiento para dicha actividad.


-Nuestros propios límites.


Nosotros lo entendemos así:


Tenemos que conocer nuestros límites en cuanto al buceo se trata. Ya sea por titulación adquirida o porque no nos sentimos cómodos en ciertas inmersiones. Por ejemplo; aunque estemos titulados para descender a 30m debemos reconocer si hace mucho que no lo hacemos, debemos reconocer si no nos sentimos seguros, si nos sentimos indecisos o incómodos. Si vamos a realizar una inmersión en corriente y nunca la hemos hecho, o nos da miedo o simplemente no nos gusta. Tenemos que ser capaces de decir, ese buceo no lo hago puesto que no me siento cómodo o preparado para hacerlo. No pasa nada, no existe ningún problema, seguro que se puede optar por una alternativa.


Debemos ser conscientes de la actividad que vamos a realizar y valorar si es segura o no realizarla en ciertas condiciones. Equipo en mal estado, condiciones adversas en el agua o simplemente no te inspira confianza el grupo de buceo con el que vas a sumergirte; debemos ser capaces de abortar un buceo porque no nos sentimos seguros.


Debemos formarnos adecuadamente para bucear, cuando decimos formarnos, no nos referimos a realizar el curso de buceo, la formación continua una vez superado el curso, leer sobre buceo, acudir a conferencias o reuniones, ver vídeos y realizar entrenamientos es parte de esa formación continua que debemos tener todos los que practicamos un deporte de riesgo.


Recordad que bajo el agua no tenemos que ir con un Instructor o con un Dive Master, podemos ir nosotros (titulados), con nuestros amigos (titulados) a realizar cualquier inmersión desde playa, sin necesidad de ir a ninguna escuela, club o centro de buceo. En estas circunstancias es necesario saber planificar nuestras inmersiones y saber reaccionar ante cualquier contratiempo que nos pueda surgir bajo el agua.


Es nuestra forma de verlo, no como profesionales del buceo, si no como un aficionado más a este increíble deporte. Como profesional del buceo, la cosa cambia y muchísimo.


Saludos y buen azul para tod@s!!!!

183 vistas
BUCEO ESPAÑA OTOÑO
14706840_343316659349569_772791608213028
  • Instagram

Buceo España