Navegación y Orientación bajo el agua


Todos sabemos que bajo el agua cuesta más orientarnos, no tenemos las referencias espaciales a las que estamos acostumbrados en superficie. Vamos a ver algunas técnicas con las que orientarnos y poder realizar nuestras inmersiones con total seguridad.

  • El entorno: Es una parte fundamental en nuestra orientación, piedras con alguna forma peculiar, esponjas, corales y ese tipo de vida que no cambia de lugar, nos darán una buena referencia.


  • Carretes: Esta es una manera muy utilizada en algunos tipos de buceo especializados, simplemente vamos soltando hilo de un carrete mientras avanzamos y para volver a nuestro punto de inicio vamos recogiéndolo.


  • Ciclo de aletas: Una fórmula de orientación que consiste en contar los movimientos completos que hacemos. Un ciclo de aleta es cuando damos con una, con la otra y cuando vamos a volver a dar con la primera se cumple el primer ciclo de aletas. Es como contar los pasos que tenemos de un punto a otro en superficie.



  • Profundidad: Es fácil nos orientamos por las profundidades a las que vamos, es decir, si bajamos por un cabo desde el barco y el fondo está en 6m buscaremos esos 6m a la vuelta para encontrar el sitio donde está el cabo del barco. Lo mismo con otros objetos que tomemos como referencia

  • La brújula: un instrumento fundamental para orientarnos bajo el agua, fácil de usar y que nos proporcionara una navegación segura y fiable.

Debemos tener en cuenta que la visibilidad influye mucho en nuestra navegación subacuática y el modo de poder orientarnos bajo el agua, una visibilidad reducida requiere más lecturas de la brújula y más precisas; mientras que una buena visibilidad nos permitirá tomar referencias de objetos bastante distantes.

La luz es otro factor que nos afectara y que nos puede ser muy útil para calcular la profundidad a la que estamos, por la luz que absorbe el agua. Las sombras de las olas sobre nosotros pueden ser una buena referencia para encontrar la orilla.

El éxito de la navegación subacuática recae en una práctica constante y poniendo atención a todo lo que nos rodea. Todas estas técnicas las podemos aprender en un rato, pero la destreza con la que nos orientemos debajo del agua dependerá de las horas que dediquemos a entrenar estas técnicas entre otras. Recuerda practicar y entrenarlas en cada inmersión y casi sin darte cuenta conseguirás orientarte y navegar de una forma segura bajo el agua.

Saludos y buen azul para tod@s!!!!


0 vistas
BONO BUCEO ESPAÑA
tortuga.PNG

Buceo España