Rebreather


Hoy vamos a ver que es un rebreather, vamos a explicar como funciona y para que se usa. Aclaramos que esto no es una tesis sobre rebreather, es simplemente información para que todos sepamos de que nos hablan cuando se refieren a los CCR.

La palabra rebreather significa reciclador y es un sistema mediante el cual reciclamos los gases que exhalamos para volver a introducirlos en el circuito de respiración.

Los rebreather o CCR son circuitos de respiración cerrada, es decir, no emiten burbujas al exterior. Se componen de una boquilla de regulador, dos tráqueas una de retorno del gas exhalado y otra con la que llegará el gas para respirar. Un contrapulmón o dos, depende del modelo, donde entra el gas exhalado antes de ir al canister y el otro es donde entra el gas respirable tras salir del canister. Por último un canister lleno de cal sodada donde se produce el reciclaje del gas. Estos son básicamente las partes de un rebreather. Luego tenemos la botella de oxígeno para inyectar al circuito y la de diluyente, nitrógeno es lo más habitual, aunque también podemos usar otro gas como el helio.

Tenemos rebreather automáticos o manuales, la principal diferencia y a grandes rasgos reside en que a los rebreather manuales tenemos que inyectarle nosotros el oxígeno y el diluyente a lo largo de la inmersión, para mantener la presión parcial del oxígeno, mientras que los automáticos analizan constantemente la mezcla e inyectan los gases necesarios.

Vamos a ver como funciona un rebreather. Su funcionamiento se basa en reciclar el gas que exhalamos al circuito y devolverlo limpio y funcional para poder respirarlo nuevamente.

En una exhalación normalmente expulsamos entre un 16% y 17% de oxigeno que no hemos usado. También entre un 4% y un 5% de dióxido de carbono, producto del consumo metabólico de nuestro organismo y el resto es nitrógeno o helio, depende de la mezcla que respiremos. Todo esto acaba en el canister donde la cal sodada, hace su trabajo eliminando de la mezcla del dióxido de carbono, que es un tóxico enorme para nuestro organismo. Del canister va al contrapulmon, donde se inyecta oxígeno si es necesario o diluyente y nuevamente a nuestra boquilla para poder respirarlo.

¿Para qué usamos los rebreather?

Los CCR al no emitir burbujas al exterior son usados por fuerzas de combate, ya que les proporciona el sigilo necesario para sus labores.

Durante los años 90 se popularizó su uso en el buceo recreativo y técnico siendo usados por muchos de estos buceadores en la actualidad.

Con los CCR podemos hacer buceos muy profundos, sin estar viendo caer la aguja del manómetro a la velocidad del rayo. Debido a la eficiencia que hacen del gas podemos hacer inmersiones bastantes más largas.

Como podemos inyectar la cantidad de oxígeno necesaria en cada cota, conseguimos ser más eficientes en el control de la saturación de los compartimentos, con lo que nos lleva a tener que realizar unas decos mas cortas.

Al no emitir burbujas podemos acercarnos mucho más esa vida marina más asustadiza y poder grabarla o fotografiarla.

Uno de los inconvenientes claros, son sus altos precios, podemos hablar de entre 4000€ y 10000€. No hace falta decir que debemos estar formados adecuadamente para su uso y cada fabricante por lo general tiene un curso específico de su rebreather.

Bueno pues a grandes rasgos hemos visto que es un rebreather, hemos descubierto cómo funciona y sabemos para que lo podemos usar.

Como siempre decimos debemos tener claros cuales son nuestros límites en el buceo y nunca usar equipos sin una buena formación y entrenamiento previo.

Saludos y buen azul para tod@s!!!!


BONO BUCEO ESPAÑA
tortuga.PNG

Buceo España